Sunday, December 17, 2006

Monterrico

 Posted by Picasa

6 comments:

beasturi said...

Qué linda esa playa guatemalteca. Me encantó todo a excepción de dos cosas: 1) los zancudos a la hora del crepúsculo; 2) el "museo". El museo me dejó muy impactado y espero que ya no exista. Los zancudos… no pueden dejar de existir.

En la arena negra esculpimos lagartos e hicimos relieves de nuestros rostros. Ahora solo existen en nuestras memorias y en ¡nuestras fotos! (…de antes de la era digital).

Me encanta el reflejo del sol en la arena mojada… Ah, y los planos: cielo-horizonte, horizonte-mar, mar-espuma, espuma-playa mojada, playa-mojada-arena negra. ¡Belleza!

Vanessa said...

Hola Beasturi. Monterrico me encantó, porque se parece a las playas que yo visitaba en mi niñez. Como dice Rafael Menjivar en una novela suya (más o menos) esperando que el mar por fin hiciera algo extraordinario, así se tratara de llevarnos a todos. Y nunca pasó... pero siempre que voy al mar me es imposible olvidar esa sensación.

Juan said...

ese pinche oceano PACIFICO...que de pacifico no tiene PAZ

Vanessa said...

Y es que sí, es esa paz intranquila la que fascina, no?

Anonymous said...

Un alumno de cuarto grado me preguntó un día: ¿Y dios también inventó a los zancudos?
Al día siguiente renuncié. No es broma, es en serio. Fue en Octubre.
Aunque no por la pregunta.

De lo más lindo que he visto en El Salvador es el arroyo que pasa detrás de la finca de mis abuelos.Todavía hay muchos zancudos ahí. Quizá encontremos bonito un lugar por las imágenes y sensaciones que despertamos al abrir un baúl muy viejo y polvoriento de recuerdos. Igual me pasa con ese río. Aveces lo veo todo en blanco y negro.

Feliz Fin de Año

Vanessa said...

Hola Ricardo. Esta foto me hace sentir muchas cosas raras. Con sólo verla puedo sentir el calor de la playa, aún cuando el sol se ha puesto. Yo no puedo vivir con frío, me deprime, me baja los ánimos. La playa en cambio... te juro viviría ahí feliz.